Archivos de la categoría Sin categoría

Caritas informa

 

 ES NECESARIO UN CAMBIO EN LA POLÍTICA MIGRATORIA: 

EL CONTROL Y EL MIEDO NO SON ACEPTABLES 

Cáritas, CONFER y Justicia y Paz dicen NO a la política del miedo, Sí a la política de la integración, la acogida y el desarrollo de los pueblos. 

Madrid, 2 de septiembre de 2015.- Los sangrantes e inhumanos acontecimientos de los que estamos siendo testigos en la Frontera Este (Serbia, Grecia, Macedonia…), apenas un par de meses después de la presentación de la Agenda Europea de Inmigración, además de un saldo en vidas, en dramas humanos, arroja un saldo de ineficiencia política inaceptable en términos de dignidad y defensa de los Derechos Humanos, que nuestra sociedad no puede permitir.

No es solo una crisis humanitaria. Es el estrepitoso fracaso de una política mal llamada migratoria y que se reduce a un indecente y millonario control de flujos (Frontex, Eurosur…) sostenido sobre el discurso del miedo a la invasión del diferente. Los Cayucos, Lampedusa, Ceuta y Melilla, la situación en Serbia, Grecia o Macedonia son consecuencias estructurales de esa desenfocada política, no las causas.

No es solo una crisis de refugiados. No podemos, ni debemos quedarnos sólo en una respuesta de emergencia a todas esas personas que, efectivamente, necesitan de nuestra protección. La realidad que hoy vivimos, es el resultado de una falta de políticas coherentes que aborden la complejidad de las causas que motivan la movilidad humana. Falta de coherencia en política exterior, en política económica, en políticas de cooperación para el desarrollo.

Es el resultado de una ausencia de política de cooperación para el desarrollo que olvida que detrás de cada decisión de abandonar una casa, un trabajo y una vida hay una causa de expulsión (la guerra, la falta de oportunidades, el cambio climático…) y personas a las que proteger y garantizar sus Derechos Humanos.

Es el momento de abordar el reto que, como sociedad, ya estamos afrontando; impidiendo que estos sucesos que nos llenan de dolor y vergüenza se produzcan de forma cíclica. La única solución propuesta por los gobiernos, la vía de la seguridad, no es viable, ni en términos de humanidad, ni en términos políticos.

Es el momento de reconocer al otro, al diferente, no como un invasor sino como un igual con los mismos derechos, como un aporte positivo a nuestra sociedad mestiza; cómo un hermano en dificultad para el que hay que buscar un sitio, aunque estemos más estrechos. 2

Europa y España no pueden perder esta oportunidad para repensar sobre las políticas desarrolladas hasta ahora, para proteger a las personas que intentan llegar a nuestro territorio, para invertir en políticas para el desarrollo y en políticas de integración.

Nos unimos al mensaje del papa Francisco que en su reciente viaje a América Latina animaba a la comunidad cristiana y a toda la sociedad a no tener miedo y a pedir un cambio “… un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los pueblos… Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana madre tierra”. 

Estamos huérfanos de una verdadera política de migraciones. Pedimos a los gobernantes que asuman con proactividad el reto histórico de parar de construir vallas, muros y rejas proponiendo soluciones y políticas que pongan en el centro a las personas:

 Creando vías de protección y acogida efectivas para los refugiados.

 Generando y desarrollando más vías legales de acceso a nuestro territorio a las personas migrantes.

 Visibilizando que la movilidad humana es siempre una oportunidad para nuestra vieja Europa y no un riesgo.

Tenemos un gran reto como sociedad, dignificarnos como seres humanos, haciendo un sitio en nuestra casa y buscando caminos nuevos por los que todos podamos transitar.

Contactos Prensa:

Ana Abril (661 207 941) – Ana Guirao (91.444.13. 27)

 

El Papa Francisco nos propone:

El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar. El Creador no nos abandona, nunca hizo marcha atrás en su proyecto de amor, no se arrepiente de habernos creado. La humanidad aún posee la capacidad de colaborar para construir nuestra casa común. Deseo reconocer, alentar y dar las gracias a todos los que, en los más variados sectores de la actividad humana, están trabajando para garantizar la protección de la casa que compartimos. Merecen una gratitud especial quienes luchan con vigor para resolver las consecuencias dramáticas de la degradación ambiental en las vidas de los más pobres del mundo. Los jóvenes nos reclaman un cambio. Ellos se preguntan cómo es posible que se pretenda construir un futuro mejor sin pensar
en la crisis del ambiente y en los sufrimientos de los excluidos.

Enlace al texto íntegro

http://m.vatican.va/content/francescomobile/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20150524_enciclica-laudato-si.html

INAUGURACION DE UNA IGLESIA EN ETIOPIA CON NUESTRO APOYO ECONÓMICO

 Este curso gracias a la generosidad de esta comunidad parroquial pudimos aportar 1.000 € para la construcción de un templo parroquial en Gublak, Etiopía.
Gublak es una pequeña localidad de la provincia de Metekel situada a 575 kms al noroeste de la capital, Adís Abeba, al Norte del Nilo Azul, hacia la frontera con Sudán. Metekel es una de las zonas más deprimidas y marginales de Etiopía, habitada desde antiguo por la tribu Gumuz. Hasta épocas recientes los gumuz han sido despreciados, marginados por sus vecinos e incluso comprados y vendidos como esclavos.
Desde el año 2000, y respondiendo a la llamada que el anterior presidente Y. Aisheshu hizo a la iglesia católica para contribuir al desarrollo social de la zona, acudieron a Metekel las misioneras combonianas y desde el 2003 los misioneros combonianos. Decidieron abrir una misión y, desde entonces, se ha abierto un dispensario, salones multiuso (principalmente para la formación de las mujeres), escuelas infantiles y varias elementales en distintos poblados y una  iglesia que hace poco se inauguro. Una gran fiesta la inauguración del templo.
Gracias por vuestra generosidad.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cáritas «AMA Y VIVE LA JUSTICIA»

Este domingo 7 de junio celebramos en la parroquia la campaña de Cáritas «AMA Y VIVE LA JUSTICIA» que nos invita a celebrar el Dia de Caridad como una oportunidad para construir una nueva fraternidad universal basada en la defensa de la dignidad y los derechos de todas las personas.
 
Todos, absolutamente todos, somos convocados por Dios a vivir la fraternidad, la mesa compartida, construyendo y rehabilitando la vida desde una nueva forma de relación con el otro, especialmente, con las personas que menos tienen, que más sufren.
La colecta de entregara íntegramente a Cáritas Diocesana para ayudar a las parroquias con mas necesidades sociales.

 

1505 DipticoCaridad

1505 CartelCaridad

 

Motivación Caritas SAB mayo 2015

¿A QUÉ HUELE CARITAS?

 

Justo hace una semana, estuvimos reunidos un conjunto de escritores. La casualidad hizo que nos pusiéramos a intercalar experiencias literarias el gran cocinero Rafael Mármol y yo. Como no podía ser menos, acabamos hablando de cocina.

 

Me habló de los olores de cada cocina; decía: “Cuando subo por las escaleras hasta llegar a mi casa, de cada rellano, de cada puerta, según su olor, sé lo que va a comer cada vecino”.

 

Si los ingredientes son buenos… qué difícil es que salga un mal plato.

 

De vuelta a casa pensé: ¿A qué huele Caritas?

 

Imaginémonos una gran cocina, nuestra parroquia.

 

Los fogones, el altar, Jesús; todos y cada uno de nosotros, un ingrediente: pimiento rojo y verde, cebolla, tomate, ajo, una pizca de sal, una patata un puñado de arroz, un chorro de aceite, un buen corte de carne, una sepia o calamar.

 

Le añadiremos algo de aroma, con vapores de vino blanco, tomillo, romero y un buen postre para finalizar.

 

Todo esto es lo que sois, lo que ponéis en ese carro de la compra, en cestillo transformado, para poderlo cocinar frente a los ojos de Dios.

 

Y como me dijo ese gran cocinero: “Si los ingredientes son buenos…”

 

Vosotros como buenos ingredientes, qué difícil es que salga un mal plato, para dar de comer al que pasa hambre.

 

Y Caritas ¿a qué huele?

 

A ese olor especial de la ropa limpia, recién lavada. A ese mantel de hilo blanco, planchado y puesto sobre la mesa, para depositar encima de él, el corazón, el amor de cada uno de vosotros transformado en alimento y en una sonrisa para el que está falto de ambas cosas.

 

Gracias por ser como sois. Que Dios os lo premie.